Comer por razones emocionales

Ansiedad por comerAlgunas personas ansian comer no solo para nutrir sus cuerpos. Muchas de ellas buscan aliviar una carencia emocional a través de las comidas.

Comúnmente pensamos que el sobrepeso se origina debido un mal régimen alimenticio o por factores hereditarios; sin embargo, en muchos casos sucede  como resultado de fijar nuestra atención en el acto de comer para cubrir una necesidad afectiva.

Es así que la comida se convierte en sinónimo de recompensa o consuelo frente a algo que nos causa pesar. Comemos también para entretenernos o para aplacar el vacío de la soledad.

La depresión, el estrés; la frustración o la ansiedad son otras de las causas que nos pueden impulsar a  comer en descontrol.  Y, aunque este acto aliviará momentáneamente nuestra carencia no es la real solución a nuestros problemas emocionales.

Medita en la raíz de tu comportamiento, busca disiparte con actividades relajantes y pide  ayuda si crees no poder hacerlo sola.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas