El estudiante

Chano, un anciano de 70 años, decide matricularse en la universidad para estudiar literatura. Una vez en clase, el hombre se verá rodeado por un mundo completamente diferente al suyo ya que las costumbres de sus jóvenes compañeros son muy diferentes a las suyas. Siguiendo el ejemplo del Quijote, Chano consigue superar las barreras generacionales y consigue hacer amigos, a quienes ayudará y guiará en su juventud.

Compartir este artículo