El pastel de boda

Bérengère y Vincent se casan según dicta la tradición burguesa. Siguiendo la costumbre, las familias y los amigos se encuentran en el campo en un bonito día de primavera. Un día alegre para algunos, doloroso para otros… pero, en cualquier caso, trascendental e inolvidable para todos. Sin embargo, los vínculos de sangre no corresponden siempre a los del corazón, y este día pronto se convierte en la “hora de la verdad”, dejando confusas a todas las generaciones…

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas