El pequeño Nicolas

Nicolás lleva una pacífica existencia. Tiene unos padres que le quieren, una pandilla de amigos fantásticos con los que jugar, y ninguna gana de que eso cambie. Pero un día Nicolás escucha una conversación entre sus padres que le lleva a creer que su madre espera un bebé. Le entra el pánico y espera lo peor: ¡un hermano pequeño! Los padres de Nicolás ya no tendrán tiempo para él. Quizá incluso le abandonen en el bosque como al pequeño Pulgarcito. Para escapar de ese desastroso destino, Nicolás se embarca en una campaña a gran escala para hacerse indispensable para sus padres. Pero de tanto esforzarse, solo consigue acumular error tras error y provocar su enfado. Desesperado, decide cambiar de táctica. Después de todo, el estaba primero, no tiene porque irse. Es el bebé el que debería desaparecer…

Compartir este artículo