La vida privada de Pippa Lee

Visto desde fuera todo haría pensar que Pippa Lee (ROBIN WRIGHT PENN) lleva una vida maravillosa. Ejemplo de serenidad femenina, es la esposa dedicada de un conocido escritor (ALAN ARKIN) treinta años mayor que ella; es la orgullosa madre de dos hijos grandes, gran amiga y confidente de todos los que entran en su vida. Pero a medida que Pippa sigue lealmente a su marido hacia una nueva vida en una comunidad de retirados, el idílico mundo y la personalidad que ella se ha construido a lo largo de su matrimonio tendrán que enfrentarse a una prueba definitiva.

En realidad, la amable mujer que vemos hoy ha vivido mucha agitación en su pasado: una gran variedad de desventuras eróticas, una madre adicta a las píldoras para adelgazar y el suicidio de una exótica rival, hasta encontrar el amor y la seguridad en el seno de su propia familia. Pippa emprende un viaje agridulce de autodescubrimiento, con la ayuda de un extraño que recién conoce, sorprendente y reflexivo (KEANU REEVES). Pippa debe enfrentarse ahora a su volátil pasado y a las corrientes ocultas de su mundo aparentemente aplacible, para encontrar el verdadero sentido de sí misma que siempre ha eludido.

Compartir este artículo