Las formas de adicción al amor

La adición al amor es cuando una persona llega a convertir a su pareja en un ser divino. Si este proceso es muy rápido, los especialistas lo denominan “flechazo amoroso”, lo cual es síntoma de inmadurez afectiva.

Las personas que padecen de adicción al amor suelen presentarlo en las siguientes formas:

  • A una persona: La persona no puede vivir independientemente de la otra persona. Siente amor por un  hijo, el esposo, un amante… Este tipo de adicción conlleva a sentir que es posesión.
  • A una relación: Están más enamorados de la idea de “tener pareja” que de la persona. Existen dos tipos: los que rompen y reinician relaciones; y  los que se aferran a su pareja  (“Te odio, pero no puedo dejarte”).
  • Al romance: Las personas viven tentados por el romance, la aventura, la pasión. Se preocupan por los rituales románticos: citas, cenas y el sexo en lugares poco comunes. Está adicción suele ser el resultado de la fantasía, el infantilismo, el subdesarrollo afectivo.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas