No mires atrás

Tras la muerte de una joven el pequeño pueblo italiano de los Dolomitas queda traumatizado. El comisario Sanzio es el encargado del caso, en el que la víctima es casi tan misteriosa como el propio crimen, que tiene lugar en medio de un hermoso paisaje cubierto por la niebla.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas