Noche loca

Phil (Carell) y Claire Foster (Fey) son una pareja sensata y agradable que reside, junto a sus dos hijos, en una casa situada a las afueras de New Jersey. Los Foster tienen por costumbre salir una noche a la semana, para reavivar la chispa de sus antiguas citas, y esa noche “especial” acuden siempre a la taberna Teaneck de la localidad. La conversación que entre ambos se suscita va derivando rápidamente de la charla trivial al rutinario y tedioso diálogo que suelen mantener a la hora de la cena en su propio hogar. Agotados por el trabajo y los hijos, sus citas “especiales” raras veces tienen éxito -o algún tipo de acción- y, mucho menos, romance.Después de saber que dos de sus mejores amigos –otro matrimonio con hijos, residente también en la periferia de New Jersey- se van a separar tras una vida similar a la suya, Phil y Claire empiezan a temer lo que les aguarda: una escenario de anodina indiferencia y la consiguiente separación.En un intento de escapar del piloto automático en su salida semanal, y con la esperanza de darle a sus vidas un mayor aliciente, Phil decide alterar el plan habitual y sorprender a Claire: llevándola a un flamante y muy popular restaurante de Manhattan. Sin embargo, no han hecho reserva. Deseosos de sentarse a la mesa antes de las doce de la noche, los Foster se hacen pasar por una pareja que tenía reserva y que no se ha presentado. ¿Qué daño podía haber en ello? Phil y Claire ahora son los Tripplehorn.Sin embargo, resulta que los verdaderos Tripplehorn son una pareja de ladrones que han robado a una gente muy peligrosa y que han sido atrapados por dos policías corruptos. Obligados a cenar apresuradamente, antes de acabar su risotto, Phil y Claire se dan cuenta enseguida de que su simulacro de cita conyugal para padres les ha salido singularmente mal, ya que se ven envueltos en una vorágine de violentas y peligrosas aventuras para salvar sus vida… y su matrimonio.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas