Nunca me abandones

Tres pequeños pasan su infancia en un internado británico, aparentemente perfecto. Pero un día se dará cuenta de que son ‘clones’ utilizados para posibles trasplantes de órganos a los humanos de los que son réplicas. A pesar de ser educados para carecer de corazón, los tres chicos desarrollaran entre ellos una comprometida amistad, que les acompañará en sus primeros años de juventud.

Compartir este artículo