Playa y Mercadillos

Si estás pensando que la mezcla de playa con mercadillos es imposible, empieza a borrar esa idea de tu mente  porque en la isla bonita -sí, aquella a la que cantaba Madonna y que no es otra que  Ibiza-, puedes unir ambas cosas. Mientras visitas la ciudad, paseas por su castillo y sus calles  y te bronceas en sus calas de aguas color turquesa (Cala Vadella, Cala Carbó, Playa de Talmanca o Playa d’en Bossa),  puedes perderte por el mercadillo hippie más famoso de todos, el Mercadillo de las Dalias. Así que coge la maleta, mete el bañador y la toalla y deja un espacio para tus futuras compras en este mercadillo que se abrió en 1985 y que continúa siendo uno de los grandes reclamos de Ibiza.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas