Poesía

Mija vive con su nieto adolescente en una pequeña ciudad dormitorio cerca del río Han. Es una señora a la que le gusta llevar sombreros floreados y ropa elegante, pero también es una persona imprevisible llena de curiosidad. Se apunta por casualidad a un taller de “poesía” en un centro cultural del barrio, y por primera vez en su vida se ve en la obligación de escribir un poema. El primer paso que da en busca de inspiración poética es observar la vida diaria a su alrededor y en la que nunca se ha fijado. De pronto, una nueva energía se apodera de Mija, como si fuese una niña que acaba de descubrir la vida.Pero cuando debe enfrentarse a una realidad mucho más dura de lo que jamás había imaginado, se da cuenta de que la vida no es tan maravillosa como creía…

Compartir este artículo