Relaciones de parejas: ¡Aventura en la bañera!

Cuando la relación es estable la pareja debe procurar mantener viva la pasión con nuevas formas de amar. ¿Qué te parece si ambos se relajan en un juego erótico acuático?

El agua es un elemento primitivo que muchos identifican con lo erótico. Los romanos, por ejemplo, tenían grandes bañeras de mármol, muy parecidos a los actuales jacuzzis, donde solían practicar el sexo en pareja.

El agua unida a las caricias y el agradable olor del jabón despierta la sensibilidad de los cuerpos. Además, que por su forma, suele ser una actividad serena, íntima y gozosa.

Si optas por esta práctica no dejes escapar ningún detalle. Ten un buen jabón hidratante, regule la temperatura del agua, pon música suave y unas cuantas velas alrededor de la bañera. También si gustas, puedes colocar unos pétalos de rosa flotando sobre el agua llena de espuma.  Los sexólogos te recomiendan dar rienda suelta a tu imaginación. ¡Buena suerte!

Compartir este artículo