Sillas convertidas en divertidos cuadros

Estas originales sillas de la firma Ambivalenz tienen una doble función. Sirven para sentarnos cuando las desplegamos completamente, pero al cerrarlas lucen como unos lindos cuadros.

La idea me gusta mucho, especialmente porque esta silla en una nuevo elemento decorativo dentro de la habitación.

Quizás le quede bien al dormitorio de los niños, pues no me parece que sea como para soportar mucho peso, o  de momento puedas colocarlo en lugares donde se necesite alegrar un poco el decorado.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas