¿Una crisis de pareja o una separación?

La forma más sencilla de identificar si se afronta a una crisis o a un problema mucho mayor es de acuerdo a las actitudes y comportamientos de cada miembro de la pareja respecto a las siguientes preguntas:

– ¿La amo?
– ¿Miramos juntos en la misma dirección, tenemos la misma meta?
– ¿Siento profundo interés por la otra persona? ¿La deseo?
– ¿Tengo confianza total en mi pareja? ¿Y en la propia relación?
-¿Reflexiono y me comprometo para ver qué puedo aportar a la otra persona y a nuestra relación para mejorarla?

Estas preguntas son esenciales. Al responderlas de forma sincera, te darás cuenta de cómo va tu relación.

También ten presente que cuando la pareja entra en una fase de crisis, su estado emocional se altera modificando sus decisiones hacia lo negativo. Por ello, antes de hablar de “una separación” se debe reflexionar sobre lo que ello conlleva con un especialista en terapias de parejas.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas