Consejos para asistir a una terapia de parejas

El primer error al asistir a una terapia de parejas es pensar que estás derrotada. Al contrario, la asesoría de un especialista te ayudarán a solucionar tus problemas y a restaurar tu relación matrimonial.

Por ello, al asistir a una terapia conyugal ten presente estos consejos:

– Es importante asistir teniendo en la mente “lograr un cambio en tu persona” para mejorar la convivencia con tu pareja.

Tu cónyuge no cambiará criticándolo. Dedica el mismo esfuerzo mejorando en tus actitudes. Si te muestras positiva frente al problema, tu pareja empezará a responder a tu llamada de cambio.

Las terapias pueden ser intensas, paciencia. Valdrá la pena explorar asuntos que quizás hayas estado evitando por mucho tiempo. Si está dispuesto a mejorar tu relación, es importante superar los malos recuerdos.

No esperes obtener resultados inmediatos. Todo cambio es un proceso; no obstante, al final de la terapia estos serán muy reconfortantes. Descubrirás que tu matrimonio se ha fortalecido y ambos han renovado la esperanza de estar juntos.

– A muchos hombres se les hace difícil contar sus miedos e inseguridades a una terapeuta mujer; por ello, si la idea de acudir a un psicoterapeuta varón le hace sentir mejor, hazlo.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas