El autocontrol: necesario de aprender

El autocontrol no es una capacidad innata sino una habilidad que debes aprender con la madurez. Consiste en controlar tus impulsos y emociones para tener dominio de sí mismo ante una situación problemática o de riesgo.

Una forma de ejercitar tu autocontrol es a través de los ejercicios de relajación. Piensa en los resultados positivos a futuro que lograrás si equilibras tus reacciones. Es un proceso: primero piensa que reacción te gustaría tener, mentaliza en lo bien que se siente ser más fuerte, luego efectúa tu pensamiento.

Date tiempo. El silencio bien puede ayudar para controlarte. ¡Buena suerte!

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas