El fin es mi principio

Tras una larga enfermedad un anciano que lo ha vivido todo en una vida plena, decide contactar con su primogénito para pasar un tiempo en la Toscana. Su deseo es conversar sobre la vida que ha pasado como periodista en el sureste asiático, los cambios de gobierno y de sociedad que ha presenciado, y la transformación espiritual que ha experimentado en las últimas décadas. Aunque sus planes son diferentes: pretende que su hijo comprenda el largo camino que le queda por delante.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas