Eyeliner

Eyeliner

El eyeliner es un producto imprescindible en el maquillaje de ojos, ya que es el cosmético perfecto para delinear e intensificar tu mirada. Sin embargo, su aplicación requiere algo de técnica y práctica, ya que hay que tener pulso para trazar una línea definida y que se adapte al contorno del ojo. El eyeliner clásico es el negro, aunque existen de más colores, generalmente oscuros (azul marino, marrón…).

Tipos de eyeliner

  • Eyeliner líquido: Si tienes buen pulso, da acabados perfectos, muy sofisticados. Eyeliner
  • Eyeliner sólido o lápiz de ojos: Es el más popular, y su aplicación es sencilla. Permite delinear la línea interior del párpado inferior, y difuminar en el párpado superior.
  • Eyeliner en rotulador: Sería el producto intermedio entre el eyeliner líquido y el lápiz de ojos, ya que tiene la textura y el acabado del primero, pero la fácil aplicación del segundo.
  • Eyeliner en gel: Es el más novedoso. Se aplica con un pincel muy fino terminado en punta.

Cómo aplicar el eyeliner

EyelinerAplicar el eyeliner requiere técnica y práctica, y además depende del tipo de eyeliner que hayas elegido. Sin embargo, siguiendo algunos pequeños trucos, las cosas se facilitan:

  • Cuando apliques el eyeliner, estira con la yema de tu dedo el extremo del ojo, de modo que el párpado quede lo más liso posible.
  • Aplica el eyeliner a pequeños toquecitos y muy cerca de las pestañas. Conseguirás que las pestañas parezcan mucho más espesas.
  • No intentes hacer una línea perfecta ni de un sólo trazo, porque podría no salirte bien.
  • Para rasgar los ojos, marca con el eyeliner una línea corta o “rabito”, que no tiene que seguir la línea natural del ojo, ya que esto daría sensación de ojos caídos. Intenta hacer una línea ascendente.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas