My Father, My Lord

Instalado con su esposa y su hijo en una comunidad ultraortodoxa en Jerusalén, el Rabino Abraham dedica su vida al estudio de la Torah y de la ley judía.Su hijo, Menahem, están en la edad en la que vemos el mundo como un lugar de curiosidades, lleno de misterios y maravillas.

Compartir este artículo

Ir a la barra de herramientas