Los seductores

Alex y su hermana se dedican a separar parejas. Desde Mónaco hasta Marruecos, ningún sitio está demasiado lejos y ningún trabajo es demasiado grande. Con una tase de éxito del 100%, son los mejores en lo que hacen. por más inmoral que pueda parecer su profesión, ellos tienen su propio código de honor:Regla 1: Nunca separar una pareja estableRegla 2: No enamorarse jamás.Pero cuando un hombre les contrata para terminar la relación de su hija con su novio, empiezan a romper las reglas…

Compartir este artículo