Cómo lucir una sonrisa perfecta

¿Cómo conseguir una sonrisa deslumbrante para tus vacaciones de verano?

Las vacaciones de verano son el momento perfecto para llevar a cabo todas aquellas actividades que no podemos realizar el resto del año por falta de tiempo. Quedar con los amigos, acudir a fiestas y eventos, pasar un día en la playa, o visitar a la familia que reside fuera de nuestra ciudad… Si quieres lucir una sonrisa perfecta durante estas vacaciones, te contamos a continuación unos sencillos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Consejos para lograr una sonrisa perfecta

Tener una sonrisa bonita requiere de unos cuidados esenciales dentro de los cuales forman parte, por ejemplo, los tratamientos dentales. Actualmente, las clínicas dentales especializadas nos ofrecen una amplia gama de interesantes tratamientos para lograr la sonrisa que siempre has soñado.

Implantes dentales

Los implantes dentales son los sustitutivos de la raíz natural de un diente que se ha perdido. La raíz de los implantes dentales suele ser de titanio y permite sujetar las coronas o puentes que sustituyen a los dientes perdidos.

Los implantes dentales ejercen dos funciones distintas: la función masticatoria y la función estética, ya que estas piezas dentales tienen un aspecto muy natural.

Prótesis dentales

Al hablar de prótesis dentales se hace referencia a unas piezas especiales elaboradas en resina o porcelana, y que sustituyen a las coronas de los dientes naturales. Actualmente, las prótesis dentales más cómodas son las fijas que, además, requieren de los mismos cuidados que un diente natural.

Ortodoncia

Las ortodoncias son los aparatos encargados de corregir las malas posiciones de los dientes, con el objetivo de restablecer la función correcta, así como de proporcionarnos una bonita estética.

Esta especialidad odontológica ha experimentado grandes avances en los últimos años, sobre todo en lo que se refiere a los aparatos de ortodoncia invisible. Invisalign es una técnica de ortodoncia invisible que permite a los pacientes mejorar su sonrisa mediante el uso de alineadores transparentes, que son prácticamente inapreciables a la vista.

Bruxismo

El bruxismo es el apretamiento involuntario de los dientes que puede causar a su vez dolor de cabeza, insomnio, contracturas musculares, e incluso dolor de oído. No en vano, es de sobra conocido que velar por tener una buena dentadura evita lesiones y dolores articulares, además de tensiones musculares en cuello y mandíbula.

Para solucionar este problema, los especialistas suelen recomendar el uso de una placa de descarga elaborada con resina, y que se utiliza durante las horas de la noche como tratamiento del bruxismo.

La última novedad para tratar este problema es el aparato Tens, que mediante pequeñas descargas electrónicas a ambos lados de la articulación temporomandibular, contribuye a la relajación de los músculos.

Periodoncia y tratamientos para las encías

La enfermedad periodontal es una afección de las encías cada vez más generalizada entre la población. Esta enfermedad es debida, sobre todo, a la acumulación de placa dental en las encías, y cuando se encuentra en un estado muy avanzado, puede afectar incluso a los huesos que sujetan los dientes.

Las soluciones más eficaces contra la enfermedad periodontal avanzada pasan por diferentes tratamientos, como: los injertos de encías, la microcirugía periodontal, la regeneración ósea, los alargamientos coronarios e, incluso, la corrección de encías oscuras.

Estética dental

Cuando queremos mejorar ciertos aspectos concretos de nuestra sonrisa, lo más adecuado es recibir un tratamiento avanzado de estética dental. En este caso, la tecnología DSD es un programa informático que utilizan los especialistas, y que les permite saber qué tamaño, proporción y grosor de diente es el ideal para cada paciente, teniendo en cuenta su edad, perfil, tipo de sonrisa y expectativas.

A través de esta técnica, se realiza una simulación virtual sobre la cara del paciente, para poder ajustar al máximo el resultado deseado, reduciendo así los posibles márgenes de error.

Compartir este artículo