Uniforme de trabajo

Cómo llevar con estilo tu uniforme de trabajo

En un principio, el uniforme de trabajo surgió como una prenda con un componente puramente funcional. Servía para desempeñar un determinado puesto de trabajo cumpliendo con una serie de objetivos muy concretos: que nuestra actividad específica en la empresa estuviese bien identificada visualmente, protegernos de ciertos agentes presentes en el entorno de trabajo como el hollín, o sencillamente trasladar la imagen corporativa de la empresa a la vestimenta de toda la plantilla.

Pero actualmente la ropa laboral es cada vez más sofisticada. Y no solo eso, los trabajadores también buscan llevarla con estilo. Por eso, si tu objetivo es estar siempre perfecta en tu puesto de trabajo, lucir tu uniforme con clase y ser única en tu estilo, hay varias alternativas a tu alcance. Una de ellas es acudir a una tienda de referencia en el sector de la ropa laboral como Anadón, una opción 100% recomendable a la hora de comprar uniformes de trabajo de calidad y a buen precio, donde podrás escoger aquél más acorde con la actividad que desempeñas y con tu estilo personal.

Otra recomendación es seguir estos consejos para llevar el uniforme de trabajo con estilo:

  • Elige bien los colores: hay una regla de moda que conviene tener en cuenta, y es que no deben mezclarse más de tres colores diferentes en un mismo look. Por lo tanto, si trabajas por ejemplo de camarera y tu uniforme de trabajo es blanco y negro, puedes darle un aire original y diferente con unas zapatillas en naranja, el color estrella de este 2017.
  • Cuida tu peinado: en algunas empresas las reglas en relación al uniforme de trabajo son muy estrictas, de manera que quizá no tengas demasiada libertad para escoger los complementos. Así, siempre y cuando te sea posible, puedes marcar la diferencia en el peinado. Esta temporada los peinados con trenzas son tendencia, de manera que puedes hacerte uno que te guste y darle ese aire diferente a tu look.
  • No te olvides de los complementos: los complementos pueden cambiar por completo un outfit. Si por ejemplo en tu trabajo tienes un uniforme laboral muy aburrido de traje en color negro y camisa blanca, puedes aportarle un aire de color con un lacito en estampado floral aprovechando que estamos en primavera.

Llevar un uniforme de trabajo no tiene por qué ser aburrido. Existen muchísimas maneras de hacer de un look con ropa laboral algo muy divertido y diferente. Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad para cambiar tu imagen en tus horas de trabajo.

Compartir este artículo