Rutinas de belleza indispensables para cuidar tu cara

Descubre los trucos más efectivos para cuidar tu rostro cada día

El cuidado del rostro es una de las rutinas de belleza más importantes que podemos poner en práctica a lo largo de nuestra vida. Depilación, hidratación y tratamientos específicos contra los problemas de la piel son algunas de las mejores alternativas que tenemos para lucir espléndidas cada día. Descubre los trucos más efectivos para cuidar tu rostro cada día.

Los mejores trucos para cuidar la cara

Dice un refrán popular que la cara es el fiel reflejo del alma. Por ello, es tan importante mantener siempre un cuidado muy especial con nuestro rostro siguiendo unas pautas de belleza específicas para cada mujer.

Si quieres lucir un rostro sin bello, deberías poner en marcha un completo plan de depilación que atenúe la aparición de pelo en una determinada zona de la cara. Puedes probar, por ejemplo, algunas depiladoras faciales como éstas.

 

Y si buscas mantener a raya las arrugas y las líneas de expresión propias de la edad, deberías optar por los tratamientos más adecuados a tu tipo de piel, y utilizar cremas para la cara que sean efectivas contra el envejecimiento. Te damos algunos trucos muy efectivos para cuidar tu rostro cada día:

1. Limpieza del rostro

Si quieres mantener la piel de la cara en las mejores condiciones posibles, el primer paso que debes dar es la limpieza diaria. Para que los resultados sean óptimos se recomienda llevar a cabo la limpieza dos veces al día, una al levantarse y la otra, antes de acostarse.


El mejor producto que puedes usar para limpiar el rostro es un jabón neutro libre de perfumes, conservantes y parabenes. Y si tienes que retirar el maquillaje de todo el día, la mejor opción es emplear una leche hidratante o un agua micelar utilizando un algodón o disco desmaquillador para eliminar todos los restos. Procura hacer siempre movimientos circulares con el algodón cuando te desmaquillas, ya que de esta forma, masajearás también los músculos faciales.

2. Ojos a parte

Aunque tenemos la costumbre de emplear el mismo producto que hemos usado en la cara para limpiar nuestros ojos, lo cierto es que esta no es una rutina de belleza correcta. Y es que la piel de los párpados es especialmente fina y delicada, por lo que no vale cualquier producto limpiador del maquillaje.

Por ello, lo más recomendable para limpiar los ojos del maquillaje de cada día es emplear un trozo de algodón empapado en aceite de coco o de almendras. Hay que colocar el algodón sobre las pestañas y comenzar a limpiar haciendo movimientos de la raíz del ojo hacia fuera, ya que si se limpia de arriba abajo, podríamos hacer caer las pestañas.

3. Hidratación

El secreto de un cutis espléndido reside tanto en la limpieza como en un buen tratamiento de hidratación. Para ello, debes elegir la crema o loción que mejor se adecue a tu tipo de piel para mantener así la humedad y la elasticidad.

Si tienes la piel grasa, necesitarás una loción o crema que evite la acumulación de impurezas. En el caso de que tu piel sea mixta, deberías hidratar la zona seca y reducir la secreción sebácea en la zona grasa.

Para las pieles sensibles, la mejor opción para su cuidado son los cosméticos y tratamientos libres de perfumes, conservantes y parabenes. Y en el caso de la piel normal, este tipo de cutis sólo necesita unos cuidados básicos de limpieza e hidratación que la mantengan en su balance natural.

Además de todo esto, a partir de los 40 años deberías completar la hidratación facial con una crema antiarrugas para pieles maduras.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Compartir este artículo