Todo lo que deberías aprender del discurso de Emma Watson

La actriz Emma Watson es conocida por haber revelado y reivindicado siempre su filosofía feminista allá por donde pisa. Emma Watson se ha convertido en un referente y como algunos se han atrevido a mencionar se necesita de su psicología para reivindicar las difíciles situaciones por las que todavía a día de hoy muchas mujeres siguen sufriendo. Todo ello quedó de nuevo demostrado en los últimos MTV Movie & Tv Awards, donde, por primera vez en la historia, los ganadores no estaban clasificados por género. Los actores y actrices fueron valorados en función de sus interpretaciones.

Emma Watson, un premio histórico

La actriz que competía con otros actores como Hugh Jackman, se llevó este premio histórico, algo que la actriz no dudó en mencionar durante su discurso. Durante su intervención, Emma Watson, tuvo tiempo para subrayar que la interpretación no tiene nada que ver con el sexo. Se trata de tener la suficiente empatía para ponerte en los zapatos del otro, según afirmó.

@oursharedshelf’s March & April book is #WomenWhoRunWiththeWolves by Clarissa Pinkola Estes 📚

Una publicación compartida de Emma Watson (@emmawatson) el


Asimismo, Emma Watson es una mujer que inspira y por eso quiso resaltar la importancia que tuvo para ella ser parte de la película “La bella y la bestia”, por la cual fue premiada. En su discurso resaltó lo orgullosa que está de haber podido participar de un proyecto que celebra la diversidad, la literatura, la inclusión, la alegría y el amor.

La lucha por la igualdad de género de Emma Watson

Desde hace años, la actriz Emma Watson se ha convertido en un potente altavoz de la campaña HeForShe, que lucha por la igualdad de género. La intérprete hoy reparte su carrera entre la industria del cine y sus actividades como embajadora de ONU Mujeres. Este hecho nos recuerda a otras actrices famosas como Audrey Hepbourn, quien indicaba que a fin de cuentas la belleza no está reñida con el talento. Sin duda, mujeres influyentes que son toda inspiración.

Emma ha demostrado que se puede dar vida a una princesa de cuento, a la vez que se es una activista feminista entregada. La película de “la bella y la bestia” ha roto una etapa que parecía imposible. Las mujeres han dejado de ser esos personajes débiles que necesitan ser salvados.

La mujer de hoy en día es una fémina independiente que sabe cuidarse de sí misma y a la que no le importa competir con otros hombres en igualdad de condiciones. Su vestido durante el discurso era también una muestra de ello. Emma Watson subió al escenario con un vestido que cubría uno solo de sus brazos, que mezclaba escamas y transparencias, y que contaba con un largo medio y asimétrico. Dicha prenda habla del “sí, pero no” de los vestidos, del “muestro pero tapo”, de la complejidad bien entendida hecha moda. Porque la decisión siempre es nuestra.

Qué hemos aprendido de Emma Watson

Las palabras de la actriz calaron hondo en la celebración de los MTV Movie & Tv Awards, ya que la raíz del discurso de Emma Watson se puede extrapolar a la visión que se tiene de la humanidad en general:

  • Los hombres y las mujeres no necesitamos ser separados en distintas categorías.
  • Afortunadamente, el mundo está cambiando poco a poco. Se trata de valorar a las personas por lo qué son o por lo qué hacen y no por su sexo.
  • Los villanos de la película de “la bella y la bestia” intentaban hacerla creer que vivía en un mundo carente de oportunidades para ella. Afortunadamente, su personaje hizo caso omiso de todas esas voces que le decían que su mundo era mucho más pequeño de lo que ella creía.

La moraleja de la filosofía de vida de Emma Watson habla de no dejarse manipular por lo que digan las demás personas acerca de lo que somos y podemos llegar a ser. Vivimos con igualdad de oportunidades y debemos luchar para que éstas se hagan realidad, independientemente de si somos hombres o mujeres. Gracias a Emma Watson, hemos aprendido que luchar tiene su recompensa y que, por fin, hay instituciones como la del cine que se han dado cuenta de la razón que tenían millones de mujeres como ella.

Compartir este artículo